• Cumbres Borrascosas » Emily Brontë • Ciudades de papel » John Green • Hush, Hush » Becca Fitzpatrick • Posdata: te quiero » Cecelia Ahern • Carrie » Sthepen King • Estudio en escarlata » Arthur Conan Doyle • Buscando a Alaska » John Green • Crescendo » Becca Fitzpatrick • Cronica de una muerte anunciada » Gabriel García Marquez • Cazadores de sombra: Ciudad de hueso » Cassandra Clare • Ana Karenina » León Tolstoi {actual}
Hi, I'm Victoria Grenz, mejor Viqqi, tengo 22 años, me fascina escribir, diseñar, crear e inventar. Estudio diseño de indumentaria. Escribo novelas y diseño páginas webs. Adoro Harry Potter. Uno de mis autores favoritos es Nicholas Sparks, adoro 'En nombre del amor'. Me gustan los libros de Alyson Noël y P. C., Kristin Cast, Tracey Garvis Graves, Jane Austen, Jonh Katzenbach, Suzanne Collins.. Lloro cuantas veces veo Titanic. Adicta a las series; PLL, La ley & el Orden, Revenge, The Flash, The Middle, Girls, Arrow, TVD, GLEE, Once Upon A Time, Downton Abbey, Revolution, Ravensood, New Girl, Under the dome, y muchas más! Escucho a los Jonas Brothers, Miley Cyrus, Taylor Swift, Maroon 5, One Republic, The Fray, Imagine Dragons, etc. Creo que ya es mucho, espero que disfruten leyendo mis novelas, siempre he querido cmpartir historias con el mundo, historias que no suelen pasarme pero que en mi imaginación aparecen, sin más los invito a leer mis novelas y que las comenten! :)


21 / 100 books. 21% done!
> Nombre » Lastwrittenwords
> Creación » 15.07.2010
> Webmiss » Viqqi
> Contactame » victoria.gz@hotmail.com
> Diseño por » ParanoidDesigns
> Contador online » contador usuarios online


Buscando Cariño // Capítulo XVII - Te encontré
0 Comentarios entrada de Viqqi.- Publicado el sábado, 14 de marzo de 2015

- ¡Corre! Quiero entrar – después de bajarme del auto tiré de su mano para ir a nuestra casa.

Me detuve frente a la puerta con miedo a abrirla, me parecía un paso enorme para mi vida, pero era un paso que estaba dispuesta a dar o eso creía.

- Abre tú – le pedí apretando fuerte su mano.
- Si – estiró su brazo he hizo girar el picaporte y empujó la puerta – bienvenida a nuestro hogar – sonrió y entró tirando de mí.
- Me encanta – esa casa era perfecta, tenía todo y no era ostentosa, era la adecuada.
- Espera a ver la habitación – su voz sonó seductora, a lo que sonreí.
- ¿Dormiremos juntos? Eso es algo que me encanta aún más – comenté llevando mis manos a su cintura – creo que me ha dado algo de sueño - fingí un bostezo.
- Creo que eso es algo que se puede solucionar, ven – antes de que me diera cuenta estaba en sus brazos como una pareja de recién casados que llegaban a su luna de miel. Subió por las escaleras soportando todo mi peso.

Cuando estábamos ya en el final de la escalera, me dejé contra el piso y me apretó contra una pared, después de un intenso beso, salté y enrosqué mis piernas a su cintura, me sostuvo de mi trasero y me besó otra vez.

Caminó haciendo fuerza para no dejarme caer, presionándome contra la pared y besándome algo salvaje. Mis manos recorrían su cuello y su cabello despeinándolo.

Logramos llegar a nuestra habitación y me llevo hasta la cama acomodándome sobre ella y él sobre mí de una manera en la que podía sentir cada centímetro de su cuerpo contra el mío. Mis manos fueron directo a su trasero como las suyas a quitar mi camisa.

Desperté sintiendo sus manos en mi cintura desnuda, la luz daba sobre mi cara y me molestaba, por lo que me di la vuelta y lo abracé posesivamente acomodando mi cabeza en su pecho.

Su brazo me llevó más contra su cuerpo, sonreí y besé su hombro. Cerré los ojos para seguir durmiendo. Sus piernas se enroscaron a las mías y volvimos a quedarnos dormidos.

- Bella durmiente – acarició mi mejilla.
- Mm... – solo dije eso aún con los ojos cerrados.
- Ya es el mediodía, ¿quieres almorzar o prefieres seguir durmiendo?
- Mmm.....
- Todavía no aprendo ese lenguaje.
- Me despertaré articulé aún dormida.
- Quédate aquí te haré la comida – sentí como se iba de mi lado, intenté retenerlo, pero ya no estaba, me quejé con un sonido y él se rio.
- Ya vuelvo – contesto a mi quejido.

Me moví en la cama y me ovillé en un costado a la vez que me abrazaba a una almohada. Seguí con sueño así que intenté conciliar el sueño aunque sea por unos minutos más.

- Ni unos segundos aguantas levantada – escuché que me decía y sentí como se hundía el colchón de la cama. Me giré sobre mí y abrí apenas un ojo para verlo.
- Haz tardado mucho, que me ha dado sueño otra vez – mentí, mientras me sentaba con cara de sueño y mis pelos que de seguro parecían los de un león. Lo miré y él sonrió por cómo me encontraba yo – no te rías.
- Te quiero – me dijo simple y me estiró la bandeja contra mí.
- Gracias – dije por él te quiero y por la comida.

Me había preparado unos sándwich de pollo con lechuga y tomate. Eran algo riquísimos. También tenía unas galletitas con queso y un jugo de naranja que parecía recién exprimido.

- Que menú – comenté sonriendo y mordí un poco de mi sándwich de pollo – está muy rico. Él se moví y se sentó a mi lado pidiendo un poco de lo que yo tenía en mis manos, le día como a los bebes y comió.
- Debería ir a un concurso, seguro gano – dijo egocéntrico.
- Seguro – admití y tomé un trago de jugo.

Cuando terminé de almorzar, dijo que me cambiara para ir a dar una vuelta al bosque que estaba junto a la casa, sería un lindo lugar para explorar y pasar el rato, ahora que no teníamos más nada que hacer, como el colegio había terminado, no teníamos más responsabilidades más que en unos días conseguir un trabajo para comprar la comida. Pero eso era algo de lo que ahora no quería preocuparme. Porque recién habían empezado mis vacaciones y quería disfrutarlas con mi casa nueva.

El salió y se fue para empezar, mientras yo me cambiaba, eso iba a llevar un ratito de tiempo, me gustaba verme bien a pesar de que solo fuera para dar una vuelta por el bosque en donde se supone que con un jogging y una remera estas bien, pero eso me parecía poco, así que necesitaba producirme.

Cuando estaba por salir de la casa corrí a mi cartera para buscar mi celular. Me lo quede mirando ya que la pantalla decía que tenía tres mensajes. Uno de Ashley, abrí ese primero, me preguntaba cómo estaba y dónde me encontraba. Le respondí que estaba por ir a dar un paseo al bosque pero omití la pregunta de dónde. Después leí el segundo, era de mi madre, me preguntaba dónde estaba y por lo que leía no era nada amable su tono. Así que ignoré ese menaje y pasé al tercero. El número no lo tenía registrado por lo que no me decía el nombre, lo abrí, me quedé dura al leer, puesto que no me lo esperaba.

‘Se en donde estas y con quien, no me será difícil llegar a ti’ decía el mensaje. Dejé caer el celular, gritando más alto de lo normal. A los pocos segundos ya tenía a Jake a mi lado para averiguar qué era lo que me había pasado.

Etiquetas: , ,

Publicar un comentario


















<< LastWrittenWords >> All Rights Reserved © [2011-2012] || Code & design by Paranoiddesigns
Copyright © · All Rights Reserved ·
eXTReMe Tracker